Especialista en rodilla: ¿Qué es un movilizador pasivo de rodilla? - HYRS

HYRS

Especialista en rodilla: ¿Qué es un movilizador pasivo de rodilla?

17 junio, 2024

El movimiento pasivo continuo o CPM, es un tipo de tratamiento que se implementa tras haberse realizado una cirugía ortopédica. El especialista en rodilla será quien recomiende el uso de un movilizador pasivo de rodilla, con el fin de mantener la articulación flexible y lubricada de manera interna. Pues, es un aparato que permite disminuir el dolor, la inflamación, inhibe la formación de tejido cicatricial e incrementa el rango de movimiento.

Cuando se usa el CPM, la articulación se puede mover de forma lenta y continúa, a través del movimiento pasivo no se llega a afectar los músculos que se encuentran alrededor de la zona que ha sido intervenida.

A través de este equipo se puede incrementar la circulación y conseguir el apoyo necesario para desaparecer la inflamación de la articulación tratada. Además, el incremento en la circulación permite entregar sangre fresca y nutrientes a la zona en recuperación.

La disminución de la inflamación como resultado del movimiento permite reducir considerablemente el dolor, lo que se traduce en la posibilidad de depender menos de los medicamentos para el dolor y, por lo general, se pueda sentir mayor comodidad. En esta oportunidad, explicaremos algunos aspectos relacionados con este equipo y cómo se puede aprovechar sus beneficios para una recuperación exitosa.

Beneficios del uso del movilizador de rodilla

  • Reduce la inflamación.
  • Permite la movilidad de la rodilla de manera lenta y continua tras una operación ortopédica.
  • Previene la rigidez articular.
  • Otorga la posibilidad de establecer la extensión/flexión.
  • Mejora el rango de movimiento.
  • Promueve el fortalecimiento muscular.

Recuperación óptima con apoyo de un movilizador de rodilla (CPM)

Cuando se pasa gran cantidad de tiempo sentados en un automóvil o en un avión, al ponerse de pie, en muchas de las ocasiones, las rodillas se pueden encontrar un poco rígidas e irritadas. Lo mismo ocurre tras haberse realizado una reparación en una articulación. Pues, el cuerpo reacciona inflamando la zona alrededor de la articulación para poder protegerla.

En este caso, la inflamación limita el rango de movimiento en la articulación afectada. Gracias al uso de un movilizador pasivo de rodilla, el movimiento continuo permite conservar la circulación flexible e incrementar el rango de movimiento. En última instancia, existe la posibilidad de poder recuperarse rápidamente y se pueden retomar las actividades de rutina sin ningún tipo de complicación.

Rehabilitación después de la cirugía

Luego de pasar por una cirugía de rodilla, como en caso de la sustitución total de la misma o una reparación del manguito rotador, existe la posibilidad de que el especialista en rodilla pueda recomendar un movilizador pasivo de rodilla. Consta de un dispositivo que juega un papel fundamental, en lo que respecta al proceso de rehabilitación, dado que, promueve el movimiento adecuado de dicha articulación y previene su rigidez.

Aumento del rango de movimiento

Dentro de los principales beneficios de utilizar este dispositivo, se encuentra el hecho de que aumenta el rango de incremento de movimiento de la pierna. A través de la movilidad de esta articulación, se puede mejorar la flexibilidad gradual de la misma. El especialista puede hacer un ajuste de su configuración, con la finalidad de incrementar de manera progresiva el grado de flexión.

Llegando a mejorar el rango de movimiento, se puede disminuir considerablemente el riesgo de generación de tejidos cicatricial, rigidez y dolor de rodilla.

Fortalecimiento muscular

Los movimientos suaves generados por el movilizador pasivo de rodilla, de igual manera, ayudan positivamente al fortalecimiento de los músculos de esta área del cuerpo. Mientras que el dispositivo estimula las respectivas contracciones musculares, evita en gran medida su debilidad y atrofia muscular. Igualmente, los tendones y ligamentos que conectan los huesos y los músculos, también, se benefician del uso de este tipo de aparatos, porque ayudan a fortalecerlos.

Reducción del dolor

Hacer uso de un movilizador pasivo puede disminuir de forma eficaz, la incomodidad y el dolor. Al permitir la elevación de la pierna y reducir la inflamación, este aparato ayuda a aliviar el dolor que se encuentra asociado a las lesiones de rodilla o inflamación tras una cirugía. Los movimientos controlados que permite este dispositivo ayudan a disminuir la inflamación y, a su vez, el dolor.

Mejora de la circulación sanguínea

El movilizador pasivo de rodilla también se destaca por permitir el incremento del flujo sanguíneo en los tejidos de la pierna. A través de la circulación sanguínea mejorada, es posible promover un proceso de recuperación más rápido al otorgar nutrientes esenciales y oxígeno en la zona que ha sido lesionada.

Gracias al suministro de sangre, es posible conseguir un proceso de curación más efectivo, ya que se está ayudando en la regeneración de los tejidos que han sido afectados. Por ello, es importante acudir a consulta y cumplir con las recomendaciones del especialista en ortopedia y traumatología en Mérida.

Aparta consulta con especialista en rodilla

En HYRS Soluciones en Ortopedia, puede encontrar atención profesional para tratar las molestias de la rodilla o para conocer sobre prótesis de rodilla precio en México. Nuestros especialistas cuentan con amplia experiencia en el sector para resolver sus dudas y su padecimiento en el sistema musculoesquelético.

La Dra. Silvia Carolina Pérez Acal certificada y con experiencia en traumatología y ortopedia, puede ofrecer una valoración precisa para determinar el mejor tratamiento para atender el padecimiento que se presenta.

Si tiene interés de una consulta con un especialista en rodilla, puede contactarnos vía WhatsApp al (999) 225 6025, o si así lo prefiere, puede enviarnos un email a contacto@solucionesortopedia.com.