Fractura de la rótula, un caso delicado - HYRS

HYRS

Fractura de la rótula, un caso delicado

Que un adulto mayor sufra una fractura siempre es algo alarmante, debido a la fragilidad de su cuerpo; el tratamiento y la rehabilitación de una lesión en la rodilla suele ser lenta, dolorosa y conlleva cierto riesgo de no quedar recuperado por completo, ya que es una zona del cuerpo bastante delicada. Es por ello por lo que, en caso de suscitarse un accidente de este tipo, es necesario acudir a un especialista en rodillas en Campeche o en la ciudad donde ustedes se encuentren.

Una de las fractucturas más comunes en adultos mayores es la fractura rotuliana o fractura de rótula; de la cual hablaremos a continuación:

Fracturas paterales de rótula

La rótula puede romperse fácilmente, debido a que actúa como un escudo para la articulación de la rodilla. Una caída directa sobre la rodilla, por ejemplo, es una causa común de fracturas rotulianas. La rótula es un hueso pequeño ubicado frente a la articulación de la rodilla, donde se unen el hueso del muslo: el fémur y la tibia.

La rótula protege su rodilla y conecta su tubia a los músculos en la parte delantera de su muslo. Los extremos del fémur y la parte inferior de la rótula están cubiertos con una sustancia resbaladiza llamada cartílago articular. Esto ayuda a que los huesos se deslicen suavemente entre sí mientras mueve la pierna.

Estas fracturas pueden ser tratadas con un aparato ortopédico o con cirugía por un especialista en rodillas en Campeche, Mérida o en cualquier ciudad de la República Mexicana, esto dependiendo de la gravedad de la lesión. Algunas lesiones en la rótula tienen un mayor riesgo de desarrollar artritis en la rodilla, en un largo plazo.

Tipos de fracturas paterales

Las fracturas rotulianas son varias y distintas entre sí. La rótula puede apenas fisurarse o puede romperse en muchos pedazos. Una fractura en la rótula puede ocurrir en la parte superior, central o inferior del hueso; en algunas ocasiones ocurren en más de un área de la rótula. Algunos tipos de fracturas en esa zona del cuerpo son:

  • Fractura estable: Este tipo de fractura no es desplazada. Los extremos rotos de los huesos se encuentran correctamente y están alineados. En una fractura estable, los huesos generalmente permanecen en su lugar durante la curación, por lo que suele lograrse de una manera más rápida.
  • Fractura desplazada. Cuando un hueso se rompe y se desplaza, los extremos rotos se separan y es difícil alinearlos; por lo que es frecuente que este tipo de fractura requiera cirugía para volver a unir las piezas.
  • Fractura conminuta/multifragmentaria: Este tipo de fractura es muy inestable, debido a que el hueso se rompe en tres o más piezas; lo que complica su pronta recuperación.
  • Fractura abierta: En este tipo de fractura, la piel se ha roto y el hueso queda expuesto. Estas lesiones a menudo implican mucho más daño a los músculos, tendones y ligamentos circundantes. Las fracturas abiertas tienen un mayor riesgo de complicaciones, infección particular y retraso en la curación. Debe ser atendida de inmediato por una especialista en traumatología en Mérida.

Causas

Las fracturas rotulianas son causadas más comúnmente por un golpe directo, como una caída o un accidente en un automóvil. La rótula también puede fracturarse indirectamente. Un ejemplo de esto podría ser cuando los músculos de los muslos se contraen tan violentamente que separan la rótula.

Síntomas

Los principales síntomas de una fractura rotuliana incluyen dolor e hinchazón en la parte delantera de la rodilla. Los síntomas adicionales incluyen hematomas, incapacidad para estirar la rodilla y para caminar, inmovilidad en el miembro, entre otras cosas.

Pruebas

Las radiografías son la técnica de diagnóstico por imagen más común y ampliamente disponible. Crean imágenes de estructuras densas, como el hueso, por lo que son particularmente útiles para mostrar fracturas. Las radiografías son importantes para mostrar vistas frontales y laterales de la fractura.

Tratamiento

Dependiendo la gravedad de la herida, será el tratamiento que tendrán que seguir para recuperarse. Algunos tipos de tratamientos para fracturas que recomienda el especialista en rodilla son:

  • Tratamiento no quirúrgico: Si las piezas del hueso roto no se han desplazado por la fuerza de la lesión, es posible que no necesite cirugía. Se pueden usar moldes o férulas para mantener la rodilla recta. Esto mantendrá los extremos rotos en la posición correcta mientras sanan.
  • Tratamiento quirúrgico: Si la rótula se ha separado (desplazado), lo más probable es que necesite cirugía. Los huesos rotulianos fracturados que no están muy juntos a menudo tienen dificultades para curarse o pueden no sanar. Los músculos del muslo que se unen a la parte superior de la rótula son muy fuertes y pueden sacar las piezas rotas de su lugar durante la curación.

Procedimiento y recuperación

El tipo de procedimiento realizado a menudo depende del tipo de fractura que tengan. Antes de la cirugía, es necesario que un especialista en rodillas discuta su procedimiento con usted, así como cualquier riesgo potencial de complicaciones. Asimismo, el tiempo que tome recuperarse de una fractura rotuliana dependerá de la gravedad de su lesión y de si requirió cirugía. Su especialista los guiará cuando sea seguro comenzar a poner peso sobre su pierna y regresar al trabajo y otras actividades.

Rehabilitación

Ya sea que su tratamiento implique cirugía o no, la rehabilitación juega un papel vital para que regrese a sus actividades diarias. Mantener la pierna inmovilizada en un yeso puede provocar rigidez de la rodilla y músculos débiles del muslo, es por ello que debe seguir el proceso de rehabilitación con disciplina y cosntancia. Los ejercicios específicos ayudarán a fortalecer los músculos de las piernas y restablecer el rango de movimiento en la rodilla; de no hacerlo, es posible que suceda lo contario.

Es muy importante seguir las instrucciones de su especialista para poner peso sobre la pierna lesionada, evitando así problemas. En algunos casos, los médicos permitirán que los pacientes pongan tanto peso como sea posible en la pierna justo después de la cirugía. Sin embargo, siempre debe seguir las instrucciones específicas dadas por su cirujano.

El dolor de fractura generalmente se detiene mucho antes de que el hueso sea lo suficientemente sólido como para manejar el estrés de las actividades cotidianas. Si el hueso no está curado y le pones peso demasiado pronto, podría fallar al sanar. Si eso ocurre, es posible que necesite un procedimiento quirúrgico secundario, como un injerto óseo o una fijación de revisión.

La doctora Silvia Carolina Perez Ácal, especialista en rodillas en Campeche y Mérida, podrá atender sus molestias en articulaciones, otras fracturas o padecimientos si se encuentran en la Riviera Maya Mexicana. Consiga el mejor diagnóstico y la mejor recuperación marcando al teléfono (999) 225 6025 o escriba al correo electrónico hombroyrodillasureste@gmail.com.