Especialista en rodillas Campeche - HYRS

HYRS

Especialista en rodillas Campeche

Si se encuentra buscando a una especialista en rodillas Campeche, permítanos atenderle y reserve una cita mediante nuestra línea telefónica 9992256025. La Dra. Silvia Carolina Pérez Acal y su equipo de profesionales médicos, le atenderán las 24 hrs del día con tecnología de punta y servicios de la más alta calidad para tratar las dificultades que puedan presentarse en sus articulaciones, y sobre todo en sus rodillas, cuyos casos de lesiones son bastante frecuentes, lo que no es de extrañar si consideramos las funciones de esta parte de las piernas, así como su constante actividad que con el tiempo puede derivar en daños y deterioros. Una de esas lesiones más frecuentes es la osteoartritis.

especialista en rodilla Campeche

Cuando se vive con osteoartritis, el tipo más común de artritis, el dolor y la rigidez de la rodilla pueden parecer difíciles de evitar. Las rodillas y otras articulaciones pueden sentirse inflamadas, especialmente después de estar activas, y los síntomas pueden empeorar con el tiempo de no atenderse con personal especialista. Más que un simple «desgaste» en las articulaciones, la osteoartritis es una enfermedad que merece tratos específicos para evitar deterioros mayores.

Algunos de los factores que pueden empeorar el dolor de osteoartritis de rodilla no serán una sorpresa. Por ejemplo, si han tenido una larga carrera trabajando en un trabajo que requiere permanecer de pie durante largos periodos de tiempo, doblar mucho o levantar objetos pesados, puede impactar su cartílago o el tejido conectivo en las articulaciones entre los huesos. Cuando el cartílago se desgasta, causa hinchazón, dolor y problemas para mover la articulación de la rodilla. Los atletas que sufrieron lesiones, incluso hace mucho tiempo, también pueden correr el riesgo de una ruptura más rápida del cartílago y la osteoartritis.

A medida que avanza la osteoartritis, la rodilla y otros huesos pueden romperse y desarrollar espolones, que son crecimientos alrededor de los bordes del hueso. Las pequeñas piezas de hueso o cartílago también pueden romperse y flotar alrededor de la articulación de la rodilla. En la etapa posterior de la osteoartritis, el cartílago que se encuentra entre los huesos de la rodilla se desgasta completamente, lo que provoca que el hueso se frote contra el hueso, provocando así más dolor y daño en las articulaciones.

Una parte importante del manejo del dolor de rodilla por osteoartritis es trabajar con su médico acerca de sus síntomas y en qué momento se presenta el dolor en la rodilla con mayor frecuencia, por ejemplo, a primera hora de la mañana, durante o después de estar físicamente activo, etcétera. También deben mencionar si su dolor empeora; aunque hay medicamentos y cirugía disponibles para la osteoartritis, el mejor tratamiento para usted puede ser diferente al de otra persona con la misma condición.

Además, controlar el dolor causado por la osteoartritis de la rodilla puede ser más fácil de lo que cree. De hecho, podría ser tan simple como echar un vistazo honesto a sus hábitos diarios, algunos de los cuales pueden estar provocando su dolor en las articulaciones. Ahora bien, para tratar esta dificultad se recurre al reemplazo articular, el cual implica la colocación de una prótesis con el fin de optimizar la funcionalidad de la rodilla en una fase avanzada de la enfermedad. Pese a ello no todos son candidatos para dicho reemplazo, ya que otros pueden recurrir a la rizólisis por radiofrecuencia, que es uno de los tratamientos para mejorar el dolor a mediano y largo plazo.

En caso de que se requiera cirugía de artroscopia o el reemplazo articular, la especialista en rodilla Campeche le indicará que pasos deben seguirse de modo que el procedimiento se lleve a cabo de la mejor manera posible. Por ejemplo, se realiza una valoración durante la primera consulta, se considera el historial médico de los pacientes así como las actividades diarias que realicen, sin omitir la evaluación de los síntomas que puedan causar molestias, de esta manera, la especialista puede explicarles cuál es el procedimiento más idóneo. En pacientes mayores de 50 años, es importante efectuar una valoración previa con ayuda de un internista, quien solicitará radiografías y exámenes de sangre; esto último tiene el fin de que se puedan establecer ciertas pautas que deben seguirse antes de efectuarse el procedimiento.

Dado que la rodilla es una articulación compuesta por una amplia variedad de elementos, son varias las estructuras que pueden lesionarse por diversas razones. Otro ejemplo de padecimiento es la tendinitis (como la banda iliotibial y la pata de ganso, y la bursistis (como la pre-rotuliana). Tanto una como la otra son condiciones distintas pero comunes que causan hinchazón alrededor músculos y huesos, las cuales ocurren en la rodilla aunque también en hombro, codo, muñeca, cadera, o tobillo. La bursa es un saco pequeño lleno de líquido que actúa como un cojín entre un hueso y otro; en esta se presenta la bursitis cuando una bursa se inflama.

Con respecto al tendón, se trata de una banda flexible de tejido que conecta los músculos con los huesos; estos pueden ser pequeños o grandes en función del sitio en el que se localicen. Los tendones ayudan a crear movimiento al hacer que los músculos empujen o tiren del músculo, sin embargo pueden padecer de tendinitis, que es la inflamación severa de un tendón. Las personas contraen bursitis por el uso excesivo de una articulación, asimismo puede ser causado por un trauma directo; eso suele ocurrir en la rodilla especialmente. Arrodillarse o apoyar los codos sobre una superficie durante mucho tiempo puede hacer que comience la bursitis. En cambio, la tendinitis suele aparecer después de lesiones repetidas en un área determinada; cabe señalar que los tendones se vuelven menos flexibles con la edad y más propensos al daño. También hacer los mismos tipos de movimientos todos los días o aumentar el estrés en las articulaciones aumenta el riesgo para ambas condiciones, por lo que profesionistas como carpinteros, jardineros, músicos y deportistas suelen contraer bursitis o tendinitis. Las infecciones, la artritis, la gota, la enfermedad de la tiroides y la diabetes también pueden causar la inflamación de la bursa o el tendón. Cabe agregar que tanto la bursitis como la tendinitis son más frecuentes cuanto más se envejece.

Un tercer padecimiento que suele afectar son los desgarramientos de los meniscos de las rodillas, el cual es sumamente frecuente en deportistas, así como en quienes practican actividades rigurosas, que también pueden sufrir un desgarro. La edad es también un factor para que esta dificultad se presente. Cuando las personas hablan de un cartílago roto en esta articulación, generalmente hacen referencia al desgarro de los meniscos. Esta afección se presenta de formas distintas, incluso los desgarros son definidos por el sitio de la rodilla donde ocurren o por su aspecto; entre los más comunes destacan los desgarros longitudinales, en colgajo, en mango de balde, mixtos, o en pico de loro. Además, suelen presentarse con otros desgarros como los del ligamento cruzado anterior. Entre los síntomas destacan dolor, inflamación y rigidez, sensación de colapso en la articulación, e inmovilidad.

Un último padecimiento común es el relativo a los ligamentos de la rodilla.  La lesión del ligamento cruzado anterior es el más común, el cual se presenta cuando el ligamento cruzado anterior está estirado, parcialmente desgarrado o completamente desgarrado. Los síntomas incluyen dolor, un chasquido durante la lesión, inestabilidad de la rodilla e hinchazón de las articulaciones. En aproximadamente el 50% de los casos, otras estructuras de la rodilla, como los ligamentos circundantes, el cartílago o el menisco, resultan dañadas. El mecanismo subyacente a menudo implica un cambio rápido de dirección, una parada repentina, un aterrizaje después de un salto o un contacto directo con la rodilla. Asimismo, es más común en los atletas, particularmente aquellos que participan en el esquí alpino, el fútbol, ​​el fútbol o el baloncesto.

Tanto para las lesiones de meniscos como para los ligamentos, la especialista en rodillas Campeche puede sugerir una artroscopia, que consiste en una intervención de invasión mínima, que es ambulatoria y no implica dolores intensos. En esta se realizan incisiones de medio centímetro en la rodilla, con el fin de introducir una cámara muy pequeña que integra un sistema que suministra agua a la articulación de manera regulada; en las incisiones restantes se introducen pinzas, entre otros instrumentos, para poner solución al problema de los pacientes.

Para los desgarros del ligamento cruzado anterior se puede realizar un reemplazo, así como el uso de plasma rico en plaquetas para que el trasplante de ligamento se integre al cuerpo y de esta manera reducir los días de rehabilitación. En el caso de las fracturas articulares de la tibia se recomienda también la artroscopia, junto con la osteosíntesis que se requiera. Al finalizar los procedimientos, los pacientes deben seguir al pie de la letras las recomendaciones de la especialista, de modo que el proceso de recuperación no derive en complicaciones post operatorias. Además, se les suministra a los pacientes un movilizador pasivo de rodilla, un aparato para la rodilla que permite su flexión y extensión, sin omitir claro está las sesiones de rehabilitación en función de las singularidades de cada paciente.

Si presenta dolor en las rodillas o alguna anomalía, es importante que acuda con una especialista en rodillas Campeche como la Dr. Silvia Carolina Pérez Acal, antes de que la dificultad agrave y cause mayores estragos en su vida diaria. Recuerden que ¡El movimiento es vida! Contáctenos y reciban la mejor atención.