La función del cartílago en nuestro cuerpo - HYRS

HYRS

La función del cartílago en nuestro cuerpo

Las personas que sufren de dolores en las articulaciones reciben un tratamiento para osteoartritis para disminuir el dolor. Esto se debe a que se ve afectado el cartílago, que ayuda a que nuestros huesos no rocen entre sí cuando nos estamos moviendo. Hay algunas zonas de nuestro cuerpo donde ejercemos mayor presión ya sea por actividades cotidianas como caminar, aunque esta presión en nuestros cartílagos se vuelve más fuerte cuando realizamos algún deporte.

Los cartílagos se encuentran ubicados entre un hueso y otro y suavizan los movimientos que realizamos, si no se encontraran en ese lugar nuestros huesos rozarían y se astillarían causando mucho dolor cuando movamos alguna parte de nuestro cuerpo. Por lo tanto, el cartílago amortigua y evita el roce de un hueso con otro. Sin embargo, la osteoartritis es el desgaste en las articulaciones que afectan el cartílago.

¿Qué es el cartílago?

El cartílago es un tejido maravilloso que tiene propiedades elásticas, carece de nervios, tampoco tiene vasos sanguíneos o linfáticos, ya que si los tuviera sentiríamos cómo nuestros huesos lo aplastan y precisamente esa es su función, evitar que los huesos se toquen entre sí. Puede tener diferentes grosores dependiendo de dónde se localiza. Como ya se mencionó se encuentra entre la unión de un hueso y otro.

Por lo que se llama cartílago articular, ya que también tenemos cartílago en la nariz, pero aquí no generamos movimientos como con los brazos, los codos, las piernas, las rodillas, los tobillos y una larga fila. Así que la función principal del cartílago articular es reducir la fricción durante el movimiento del cuerpo, también transfiere y distribuye las cargas que se hacen mientras nos movemos ofreciendo una superficie lubricada para que los huesos se deslicen sin desgastarse demasiado.

Sin embargo, con el paso del tiempo el cartílago articular puede sufrir desgaste, ya sea por alguna enfermedad, o por simples actividades repetitivas. La enfermedad más común es la osteoartritis y puede dañar cualquier articulación en general, pero las articulaciones más afectadas suelen ser las manos, las rodillas, la cadera y la columna vertebral.

Por lo general el paciente no notará en sus etapas iniciales el desgaste del cartílago, ya que al no tener terminaciones nerviosas no provoca dolor, lo notará cuando el daño ya haya alcanzado la parte del cartílago que se encuentra más cerca del hueso. El problema con los cartílagos y que tienen la especialidad de traumatología en Mérida es la escasa o casi nula capacidad regenerativa del cartílago.

Ya que los condrocitos, o sea las células que se encuentran en él, son muy pocos y no son capaces de desplazarse hasta la zona afectada para reparar los daños que pudiera haber. Por lo tanto, cuando los traumatólogos en Mérida comienzan a tratar el daño, la lesión ya está avanzada.

La osteoartritis

Una de las enfermedades que afecta a nuestros apreciados cartílagos articulares, es la osteoartritis, una enfermedad que los va degenerando poco a poco. Puede aparecer en una edad avanzada, las mujeres son más propensas a contraerla, la obesidad contribuye al rápido desgaste de las articulaciones ya que soportan el peso, sobre todo en los tobillos, rodillas y cadera. Los deportes también pueden contribuir al desgaste ocasionando un estrés repetido en estas zonas dependiendo del deporte.

Síntomas

Los síntomas que causa esta enfermedad normalmente son controlables pero el daño causado en el cartílago no se puede revertir porque se trata de una enfermedad degenerativa y precisamente el cartílago, como ya lo mencionamos, no tiene propiedades regenerativas, así que una vez causado el daño se debe recibir tratamiento para osteoartritis.

Los síntomas se van a ir presentando de manera gradual, no es que aparezcan repentinamente, sino que se van desarrollando despacio al principio no serán gran molestia en los pacientes, pero con el paso del tiempo se vuelven más dolorosos y empeoran. Entre los síntomas se encuentran: dolor en las articulaciones afectadas, rigidez después de haber estado inactivo por algún tiempo, sensibilidad cuando se le aplica un poco de presión a la zona afectada.

También se va perdiendo la flexibilidad en la que se dificulta hacer movimientos completos, se pueden llegar a escuchar sonidos cuando nos movemos, los famosos crujidos o chasquidos en los huesos, presencia de hinchazón en la zona de la articulación desgastada, y la aparición de bultos duros que se pueden formar en el hueso alrededor de la articulación que se ha visto afectada.

Tratamiento

El tratamiento para la osteoartritis consiste principalmente en medicamentos para el dolor. Sin embargo, gracias al avance de la ciencia se puede decir que existen tratamientos reparadores como poner una prótesis e inyectar fármacos para aliviar el dolor y métodos reconstructivos que buscan rellenar el desgaste del cartílago. No se deje engañar con tratamientos que garanticen la regeneración de las articulaciones. Siempre asista con un especialista certificado.

Recomendaciones

Lo que se puede recomendar para el tratamiento de la osteoartritis es: mantenerse activos, tener un peso saludable, acompañarla con fármacos para el dolor recetados previamente por un médico. Es importante que cuide de su salud, por eso no debe automedicarse, siempre debe acudir con médicos especialistas para que traten cualquier condición que esté padeciendo.

Le recomendamos acudir con la mejor traumatóloga en Mérida, la Dra. Silvia Carolina Pérez- Agende su cita al teléfono (999) 225 6025 o si quiere recibir más información envía un correo electrónico a hombroyrodillasureste@gmail.com.