Lesiones más comunes en el hombro y su tratamiento

HYRS

Lesiones más comunes en el hombro y su tratamiento

Existen muchas lesiones por las cuales se debe acudir con un especialista en hombro, ya que pueden afectar de manera significativa la calidad de vida y el movimiento de las extremidades. El hombro es una articulación compleja, que proporciona movilidad a las extremidades superiores que son fundamentales para realizar las actividades cotidianas de cualquier tipo.

Además de los cartílagos y las uniones de los huesos, el hombro está compuesto por músculos y ligamentos que pueden lesionarse con facilidad en diferentes tipos de actividades, así como golpes y traumas de alto impacto. A continuación les mencionaremos las patologías más comunes para que identifiquen cuáles son los posibles tratamientos; cabe aclarar que es fundamental que no tomen este artículo como una guía de autodiagnóstico, sino como contenido informativo, ya que para un diagnóstico adecuado deben acudir con los ortopedistas en Mérida.

Uno de los problemas más comunes del hombro es la inestabilidad de la articulación glenohumeral, que se produce cuando se pierde parcial o totalmente la relación entre esta articulación; este padecimiento, en términos más simples, se conoce como una luxación, que por lo general es por un evento traumático. En el caso de los jóvenes, es común durante el transcurso de las actividades deportivas, y en las personas mayores la causa más común es por las caídas o los accidentes vehiculares.

Al ser una patología que no es muy seria, su tratamiento es muy conservador, pero debe ser realizado por un especialista en ortopedia o traumatología en Mérida para evitar que existan daños en los músculos y ligamentos, que requieran un tratamiento más complejo; aunque a veces, por el tipo de luxación o la dificultad de la reducción, se tiene que hacer una intervención quirúrgica.

Su recuperación requiere de reposo durante unas tres semanas, debido a que siempre existen desgarros ligeros en los músculos que conforman el hombro. Posterior a esto, es necesario que se realice una rehabilitación con el objetivo de recuperar la movilidad total del hombro.

Otra patología común son las lesiones tendinosas. El hombro se compone por cuatro tendones alrededor de la cabeza humeral, además del tendón del bíceps; cualquiera de estos puede sufrir de procesos de tendinitis, que se trata de una inflamación, y roturas, que pueden ser parciales o completas.

La tendinitis se puede producir por traumatismos, desgaste por el sobreuso del hombro, efectos degenerativos del tendón por un uso repetitivo o una estrechez por la zona donde debe pasar el tendón, que pueden generar un roce, irritación y derivar en la inflamación. Por otra parte, las roturas tienen causas similares; las parciales son donde mecánicamente puede continuar realizando su función, al no estar totalmente roto, pero produce dolor e inflamación, mientras que las completas pueden producir falta de fuerza y no siempre produce dolor.

Los tratamientos para estos padecimientos son establecidos por un especialista en hombro tras una evaluación del problema, y puede ir desde un simple tratamiento antiinflamatorio hasta una operación, pasando por rehabilitación, infiltración, entre otros. También requieren de un procedimiento de rehabilitación para mejorar significativamente el movimiento en caso de los padecimientos más leves, y para los más graves tienen el objetivo de recuperar la movilidad.

Una tercera patología que se puede sufrir en los hombros son las lesiones traumáticas que se suelen producir por caídas sobre el hombro, así como un goles de alto o de bajo impacto, pero con el factor que de exista una patología previa que afecte la resistencia de las articulaciones, los músculos y ligamentos del hombro, los cuales son muy frecuentes en los deportistas, la más común es la luxación, que ya hemos mencionado, pero también pueden presentarse daños en los ligamentos, desgarres de músculos, fracturas en los huesos cercanos, como la clavícula o el omóplato, entre otros, que deben ser atendidos a la brevedad por los traumatólogos en Mérida.

Una patología más es la artrosis, que se trata de un deterioro de la articulación, ya sea por una padecimiento degenerativo o por el desgaste por la edad o el sobreuso, donde se pierde el cartílago articular y provoca el roce de hueso con hueso, por lo que se manifiestan síntomas como el dolor o la rigidez.

Su tratamiento dependerá de la evaluación que realicen los ortopedistas en Mérida, que determinará la seriedad del desgaste del cartílago y la sintomatología. En caso de que sea un grado moderado, las inyecciones de factores plaquetarios suelen dar los mejores resultados en la regeneración del cartílago. Por el contrario, en la artrosis más avanzada es necesario que los pacientes se sometan a una limpieza y remodelación del cartílago mediante una artroscopia, donde se quitan los picos del hueso que rozan, se aumenta el espacio entre los huesos y se limpia la articulación.

Una última patología común en el hombro son las fracturas, que son de las más comunes, sobre todo las que afectan a la clavícula y a la cabeza del húmero, que son provocadas por eventos traumáticos. Las fracturas de clavícula son las más habituales, sobre todo en gente joven y deportistas, y sus tratamientos suelen ser conservadores, como la colocación de un vendaje y un cabestrillo, pero en los casos más serios es necesaria una intervención quirúrgica, donde es necesario utilizar una placa y tornillos para sujetar adecuadamente el hueso.

Por otra parte, las fracturas de la cabeza humeral son más frecuentes en las personas mayores, y tienen dos opciones de tratamiento: el conservador y el quirúrgico. El conservador se utiliza de acuerdo con la edad del paciente y la situación médica general, así como debe contemplarse la posibilidad de que se consolide por completo la fractura. El tratamiento consta de la inmovilización del hombro con algún tipo de cabestrillo durante dos a tres semanas.

En el caso de la cirugía, esta opción se utiliza en fracturas en donde se espera una mala consolidación, la viabilidad de los fragmentos y/o de la propia cabeza están en riesgo; se puede hacer un intento de movilizar los fragmentos y sujetarlos mediante suturas, agujas o placa con tornillos. De no ser posible, es necesaria una intervención que deben realizar los traumatólogos en Mérida para la reconstrucción del hueso y la articulación.

Todos los problemas de hombro son los habituales de la consulta diaria, existen más problemas específicos, pero menos comunes; en cualquier caso, los pacientes deben acudir al médico para el diagnóstico y tratamiento. En HYRS Soluciones en Ortopedia les brindamos la mejor atención a los padecimientos relacionados con el sistema musculo esquelético, con una visión integral, considerando los aspectos relacionados con el padecimiento y las actividades que lo provocaron. Para agendar una cita con nuestra especialista en hombro pueden comunicarse vía telefónica, con gusto los atenderemos y les daremos el mejor tratamiento para sus lesiones y asesoría de cómo evitarlas.