Padecimientos de pie y tobillo y cómo los traumatólogos en Mérida pueden ayudar - HYRS

HYRS

Padecimientos de pie y tobillo y cómo los traumatólogos en Mérida pueden ayudar

Saludos a todos, en esta ocasión quisiera platicar acerca de padecimientos relacionados con el pie y tobillo, que resultan comunes en deportistas y que son por lo general minimizados por algunos traumatólogos en Mérida. 

 

El más común de los padecimientos es el pie plano, de los que los traumatólogos pueden clasificarlos en varios tipos, puede ser rígido o flexible, puede ser de la infancia o adquirido en el adulto.

Por lo general estos tipos de padecimientos causan muchas molestias y dolor en general, ya sea en la planta del pie o puede afectar a otras articulaciones como el tobillo, las rodillas, la cadera o incluso la espalda, y provocar una mala postura; los traumatólogos en Mérida inician por la colocación de un par de plantillas, que es por lo general el tratamiento de elección.

Dependiendo de la severidad del padecimiento, se agregan tratamientos que pueden ser la rehabilitación, el fortalecimiento muscular, o si se requiere, algún tipo de tratamiento quirúrgico.

Se pueden reforzar los tendones que se encuentran afectados, o hacer algún tipo de corrección mediante varias técnicas; incluso algunos traumatólogos en Mérida  lo hacen  posible por artroscopia o mínima invasión.

En ocasiones, correr o cualquier actividad que someta a algún tipo de estrés constante al tobillo puede generar lesiones de cartílago en la articulación, esto quiere decir que el cartílago que recubre los huesos que integran el tobillo puede verse afectado y ocasionar lesiones que provoquen dolor crónico.

Estas lesiones articulares pueden ocurrir también ante algún esguince, y es posible que en el momento no haya mayor daño que el dolor, pero que a largo plazo inicie con molestias que sean producto de la lesión del cartílago. Para este tipo de padecimientos se requiere la colocación de injertos de cartílago en esas zonas que se encuentran desprovistas de cartílago, esto se hace con mínima invasión o artroscopia, por lo que es una técnica que es poco cruenta y puede resolver de manera simple ese dolor que no permite la deambulación.

Por otro lado, los esguinces de repetición son por lo general, una de las consultas más frecuentes de los traumatólogos en Mérida, la mayor parte del tiempo estos son manejados de manera conservadora, es decir reposo y analgésicos, y en ocasiones fisioterapia.

Sin embargo en pacientes deportistas estos esguinces suceden en más de una ocasión, por lo que se deben estudiar los motivos de que suceda con frecuencia. Cuando existe esta situación, por lo general es una insuficiencia de los ligamentos que se encargan de dar estabilidad a la articulación, también se ve afectada la sindésmosis, es decir una tela que se encarga de mantener juntos a los huesos tibia y peroné.

Si es demasiada la inestabilidad del tobillo, lo recomendable es la reconstrucción de esos ligamentos que se encuentran rotos, ya que no hacerlo genera un desgaste acelerado de la articulación y genera alto riesgo de lesiones mayores.  

Este tipo de procedimientos resultan ser una excelente alternativa para los pacientes, en especial para los pacientes deportistas, pues es importante que sus articulaciones se encuentren en excelente estado para poder dar lo mejor en sus entrenamientos y competencias.

Otros de los padecimientos que pueden ocurrir en el pie, y que son comunes en la consulta de los traumatólogos en Mérida,  y que a diferencia de lo que hemos estado platicando de los padecimientos anteriores; estos que ocurren con el paso del tiempo son deformidades como hallux valgus o juanetes o los dedos en garra. Estos padecimientos generan dolores e incomodidad al ponerse los zapatos, usualmente las personas tienen mucho dolor y miedo de corregir esos problemas porque también es conocido que el tratamiento les genera mucho dolor. Sin embargo, las técnicas han avanzado, así como los materiales a utilizar, por lo que solo se necesita acudir a una valoración para saber qué tipo de tratamiento es el indicado para este tipo de padecimientos.

El neuroma de Morton es otro de los padecimientos que pueden verse en el pie, y en específico en la parte cercana a los dedos, esto ocurre por un engrosamiento en el tejido de alrededor del nervio interdigital cerca de la cabeza de los metatarsianos, que termina por irritarlo. Esto es ocasionado por utilizar zapatos en punta, calzado muy apretado o por sobrecargar la zona, por ejemplo el uso de tacones muy altos por periodos prolongados de tiempo. El tratamiento que propongo es la desactivación del nervio por neurólisis por radiofrecuencia, que es un procedimiento ambulatorio que se puede hacer en el gabinete de radiología, y que no requiere internamiento, preparación previa o algún tipo de incapacidad. Este tratamiento también puede funcionar para fascitis plantar, solo es necesario identificar muy bien el origen del dolor en el pie.

Entonces resulta una alternativa rápida y eficaz para poder deshacerse de ese dolor de pie tan insoportable, para el neuroma de Morton y para la fascitis plantar, este procedimiento se ha hecho durante muchos años por lo que está documentado en varios artículos médicos, mejora el dolor en el 92% de los casos, en el resto de los pacientes es porque el origen del dolor tiene otros motivos agregados.

Consiste en identificar el nervio que está transmitiendo el dolor, esto se hace con la ayuda de ultrasonido, y un radiólogo experto en musculo-esquelético; posterior a la identificación del nervio, se procede a colocar un electrodo en el sitio, que con calor desactivará el nervio, solucionando el problema del dolor.

El paciente no requiere ayuno y se utiliza anestesia local, por lo que no se duerme o se le da sedación. El paciente no requiere ingreso hospitalario, por lo que al terminar el procedimiento de 15-20 minutos aproximadamente, entonces puede irse a casa; mi recomendación es acudir a fisioterapia, ya que la manipulación por las agujas puede causar algún tipo de incomodidad, entonces para evitar esas molestias es importante acudir a fisioterapia y posteriormente se podrá realizar un estudio de la huella plantar para colocar una plantilla adecuada si es que esto es necesario.

Entonces espero que con lo que he platicado hasta el momento pueda crear conciencia ya que usualmente las personas minimizan los esguinces de tobillo, el dolor en la planta del pie o algunas deformidades, en realidad estos padecimientos tienen soluciones muy simples.

Si tienes interés en el procedimiento de radiofrecuencia acude a valoración conmigo la Dra. Silvia Pérez. Recuerda que ¡El movimiento es vida!