¿Cuándo deben preocuparse por el dolor en el hombro? - HYRS

HYRS

¿Cuándo deben preocuparse por el dolor en el hombro?

El dolor de hombro es una molestia común que afecta a muchas personas en algún momento de sus vidas. En la mayoría de los casos, el dolor de hombro desaparecerá con el tiempo y algunas medidas sencillas de cuidado personal. Sin embargo, hay momentos en que esta molestia persiste y no debe ser ignorada, ya que puede requerir atención profesional de un especialista en hombro.

Signos de advertencia que requieren atención médica

Los malestares son la forma en que nuestro cuerpo nos avisa que algo no va bien. En algunas ocasiones, los dolores musculares y articulares suelen desaparecer con el descanso y algunos ejercicios físicos, pero cuando este persiste es probable que debas acudir al médico ortopedista. A continuación, enlistamos algunos signos de advertencia:

No puedes mover el brazo ni levantar la mano

Si experimentas dificultad para mover el brazo o levantar la mano, podría ser una indicación de un daño importante en los nervios, tendones o músculos en el hombro, especialmente si no puedes doblar o cerrar los dedos.

En este caso, es crucial que consultes a un médico o a un especialista en hombro. Ignorar estos síntomas podría llevar a una disfunción y debilidad muscular permanentes, esto puede evitarse simplemente buscando ayuda profesional a tiempo.

Me duele solo descansar en el hombro

Si experimentas dolor al dormir o descansar sobre el hombro, es posible que estés enfrentando un daño en el manguito de los rotadores.

El manguito de los rotadores está formado por varios músculos y tendones que ayudan a levantar el brazo. Cuando estos músculos o tendones están dañados, puede causar una gran incomodidad y discapacidad. En este caso, es importante consultar a un especialista en ortopedia Campeche para una evaluación precisa y un plan de tratamiento adecuado.

Sientes más dolor por la noche

Si el dolor en el hombro empeora durante la noche, podría ser un signo de una condición llamada capsulitis adhesiva o hombro congelado. Esta condición causa dolor y rigidez en el hombro, especialmente durante la noche.

La capsulitis adhesiva es más común en mujeres y en personas de entre 40 y 60 años. Si experimentas este tipo de dolor, es recomendable buscar la opinión de un especialista en hombro. El tratamiento temprano, que puede incluir fisioterapia, inyecciones o cirugía, puede ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la movilidad.

Dolor persistente y deformidad en el área del hombro

Si el dolor de hombro persiste durante más de tres días y no desaparece con las medidas de cuidado personal, puede ser un signo de una afección más grave. La bursitis y la tendinitis son condiciones comunes relacionadas con el uso excesivo y pueden empeorar progresivamente si no se tratan adecuadamente.

Del mismo modo que en todos signos de advertencia, es esencial acudir con un ortopedista que pueda evaluar la situación, realizar un diagnóstico preciso y recomendar el tratamiento adecuado para aliviar el dolor y prevenir complicaciones a largo plazo.

Hay un bulto o una deformidad en el área del hombro.

Si notas bultos o deformidades en el área del hombro, es posible que estés enfrentando artritis reumatoide. La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que puede causar dolor, inflamación y daño en las articulaciones.

Esta enfermedad es progresiva y puede empeorar con el tiempo si no se trata adecuadamente. En este caso, es fundamental buscar la ayuda de un médico especializado en hombro o un reumatólogo. Estos profesionales pueden ofrecer un diagnóstico preciso, proporcionar opciones de tratamiento y mejorar tu calidad de vida.

¿Cómo se diagnostican las afecciones del hombro?

El proceso de diagnóstico puede variar según la gravedad de los síntomas y la afección del hombro que sospeche el ortopedista. Normalmente, el diagnóstico que combina distintas técnicas, en el caso de las afecciones de hombro, el médico suele utilizar los siguientes métodos:

Evaluación física

El médico realizará una evaluación física exhaustiva del hombro, que incluye movimientos pasivos y activos, examen de fuerza muscular, sensibilidad al tacto y búsqueda de deformidades o bultos. Esta evaluación ayuda a determinar la amplitud de movimiento, la estabilidad de la articulación y cualquier signo físico asociado con la afección.

Pruebas de imagen

Se pueden utilizar varias pruebas de imagen para confirmar el diagnóstico y evaluar la estructura del hombro. Entre ellas se encuentran:

  • Radiografía: Proporciona imágenes de los huesos y ayuda a detectar fracturas, osteoartritis, calcificaciones y cambios en la alineación ósea.
  • Ecografía: Utiliza ondas sonoras para crear imágenes en tiempo real de los tejidos blandos y las estructuras del hombro, como tendones, músculos y ligamentos. Es útil para evaluar lesiones del manguito de los rotadores, bursitis y otras afecciones.
  • Resonancia magnética (RM): Proporciona imágenes detalladas de los tejidos blandos, incluyendo tendones, músculos, ligamentos y articulaciones. La RM es especialmente útil para diagnosticar desgarros del manguito de los rotadores, lesiones laborales, bursitis, tendinitis y otros problemas relacionados con los tejidos blandos.

Agenda una consulta en HYRS Soluciones en ortopedia cuanto antes

El dolor no es normal, acude a la mejor traumatóloga en Mérida, la Dra. Silvia Pérez Acal, para que realice el diagnóstico y comiences cuanto antes tu tratamiento. Agenda tu consulta llamando al teléfono 999 225 6025 o escribiendo a nuestro email: hombroyrodillasureste@gmail.com.