Esguince de rodilla: Qué es, causas, síntomas y tratamientos - HYRS

HYRS

Esguince de rodilla: Qué es, causas, síntomas y tratamientos

El esguince de rodilla es una de las lesiones más comunes que existe en esta articulación y que es tratada por el especialista de rodilla, de no tratarla, la persona pasará a tener otro tipo de enfermedades crónicas como lo es la artritis y el dolor continuo e irremediable, por esto es importante que conozca todo lo relacionado, sepa cómo prevenirla y con quien debe acudir ante una lesión de este tipo.

En esta oportunidad, HYRS Soluciones de Ortopedia le contará todo lo que debe saber acerca del esguince de rodilla, sus causas, sus principales síntomas y las razones por las que debería asistir inmediatamente con los mejores traumatólogos de México para evitar que se produzcan otro tipo de enfermedades más graves y con mayor impacto sobre su vida, acompáñenos para conocer más del esguince de rodilla.

¿Qué es el esguince de rodilla?

Dentro de nuestra rodilla tenemos un total de cuatro ligamentos que lo que buscan es mantener la articulación estable ante cualquier movimiento; en general estas estructuras son elásticas puesto que deben moverse junto con el hueso y los músculos para que la movilidad sea fluida e indolora, no obstante, cuando se sobrepasa ese nivel de elasticidad, estas fibras se destruyen y provocan un dolor intenso en la rodilla además de un descontrol para movilizarla.

Según el grado de afectación de esta lesión sobre los ligamentos se dividen en tres niveles:

  • Grado I: tan sólo unas pocas fibras del ligamento son dañadas, el dolor está presente, pero es más leve.
  • Grado II: se han destruido la mitad de los ligamentos, lo cual produce un mayor dolor, pero no una total inmovilidad.
  • Grado III: todos o la mayoría de estas estructuras se vieron afectadas, lo cual presenta un dolor más extremo, acompañado de una inmovilidad casi total de la articulación.

Síntomas

En general el síntoma más frecuente es el dolor de rodilla generado inmediatamente después de una posible lesión, a continuación, mencionaremos algunas de las señales más frecuentes a las que su especialista de rodilla estará pendiente para identificar esta condición.

  1. Chasquidos: un leve chasquido en la rodilla cuando se realiza el menor movimiento es una de las señales de que los ligamentos sufren de algún daño.
  2. Sensibilidad: debido al dolor, se produce una extremada sensibilidad al movimiento y al tacto.
  3. Rigidez: debido a que estas estructuras favorecen la movilidad de la articulación, luego de que una pequeña fibra no funcione, los ángulos en los que se puede mover la rodilla se verán muy limitados.
  4. Inflamación: otro de los graves problemas que se presentan con esta enfermedad es la inflamación y enrojecimiento de la rodilla.
  5. Moretones: debido a esta fractura, se generan moratones que son causa de la sangre que se libera en el rompimiento de los ligamentos.
  6. Inestabilidad: la rodilla va a presentar una inestabilidad bastante importante ya que no existirán las estructuras que la mantengan estable, en este sentido aparecerán espasmos musculares y movimientos involuntarios.

Causas

No existe un factor interno que desemboque en la rotura de estos ligamentos, en realidad, la aparición de este problema ocurre cuando se realizan flexiones y estiramientos constantes de la rodilla sin el previo calentamiento; las actividades que tienen una alta probabilidad de generar esta lesión son: fútbol, baloncesto, carrera libre, salto triple, entre otros. Además, un golpe fuerte en la rodilla puede desencadenar esta condición.

Tratamiento

Cuando un profesional detecta la presencia de un esguince de rodilla, lo remitirá inmediatamente al área de traumatología en Mérida donde se le realizarán todos los estudios pertinentes que marcarán el curso del tratamiento; todo dependiendo del nivel de afectación sobre los ligamentos que se haya sufrido.

Para tratar, su especialista de rodilla tomará diferentes medidas para reparar los ligamentos afectados, cada caso es completamente diferente, por lo que debe evitar compararse con otras personas o con testimonios que encuentra en internet, puesto que las situaciones son completamente diferentes y lo que a uno le funcionó puede no tener efectos positivos en usted; por ello, siempre escuche a su profesional médico.

Así mismo, si desea evitar esta lesión, tenga un buen estado físico, controle la masa corporal (sobrepeso), realizar adecuadamente los ejercicios, caliente previamente y estirare posterior a la actividad física y siempre siga las indicaciones de su médico.

Si desea conocer más sobre el tratamiento o la prevención que debe seguir si sufre o ha padecido un esguince en esta articulación, contáctese ya con la mejor especialista de rodilla, la Dr. Silvia Calorina Pérez Acal, al número (999) 225 6025 o escribiendo al correo contacto@solucionesortopedia.com.