Especialista en rodilla: Tips para cuidar sus rodillas si llevan una vida atlética - HYRS

HYRS

Especialista en rodilla: Tips para cuidar sus rodillas si llevan una vida atlética

En esta publicación, con el fin de ayudarles, les daremos algunos tips de cuidado si llevan una vida atlética y así evitar problemas en sus rodillas. No olviden contactar con un especialista en rodillas como el personal de HYRS si desean atención profesional. Sin más que añadir, ¡Comencemos!

Desde saltar a posiciones diversas, enderezar el cuerpo, hasta poner tensión abrupta en él, los atletas usan sus rodillas de diferentes maneras para satisfacer las demandas del deporte. Por lo tanto, los atletas y aquellos involucrados en actividades físicas rigurosas corren un mayor riesgo de sufrir lesiones en esta articulación. Cuando las rodillas están en buen estado y en forma, en definitiva mejorará el cociente de rendimiento, por lo que los atletas deben prevenir las lesiones en estas si desean continuar con su deporte.

  1. Hacer ejercicio regularmente. Hacer ejercicio con regularidad ayuda a fortalecer los músculos alrededor de las rodillas, los cuádriceps y los isquiotibiales. Los ejercicios específicos y los entrenamientos de fuerza pueden ayudar a desarrollar tales músculos, los cuales juegan un papel importante en el mantenimiento de la fortaleza de las piernas cuando se practican deportes. Las sesiones de entrenamiento de resistencia como sentadillas, estocadas y las flexiones de los isquiotibiales ayudan mucho en esto. Cabe agregar que se debe planificar un régimen de ejercicio adecuado, con la ayuda de un especialista en rodillas como la Dra. Silvia Carolina Pérez Acal.
  2. Estiramientos después de los ejercicios. El estiramiento posterior es esencial para mantener la flexibilidad de los músculos de la rodilla. Los programas de estiramiento regulares, e incluso algunos movimientos de yoga pueden ayudar a mantener dicha flexibilidad. Los ejercicios que requieren mantener la posición durante algunos segundos, ayudan a estirar y relajar los músculos tensos. Asimismo, los estiramientos simples, como pararse y estirar una pierna hacia las caderas, también ayudan a mejorar la flexibilidad de los músculos de la rodilla y prevenir las lesiones.
  3. Practicar combinaciones de ejercicios. Cuando hay un exceso de entrenamiento, las rodillas suelen tensarse mucho. En tales casos, puede ser benéfico practicar natación o yoga, que son alternativas para mejorar la flexibilidad de las rodillas y prevenir las lesiones en estas. Los ejercicios de alto impacto, generalmente ejercen más presión sobre las rodillas, mientras que los ejercicios ligeros o de bajo impacto, pueden ser beneficiosos. Practicar una combinación de ambos es una excelente manera de mantener la fuerza de las rodillas y evitar lesiones.
  4. Aprender técnicas adecuadas de aterrizaje. Los atletas a menudo se olvidan de cómo aterrizar correctamente, lo cual puede causar lesiones graves en sus rodillas. Es por ello importante aprender a practicar técnicas de aterrizaje adecuadas cuando se es muy atlético, el aterrizaje correcto debe darse en los talones donde las rodillas se doblan ligeramente para que el peso se distribuya uniformemente en los pies. Esta técnica no es fácil de desarrollar y debe practicarse una y otra vez para poder mantener la misma postura de aterrizaje durante los deportes.
  5. Usar calzado deportivo adecuado. Cuando se usan zapatos deportivos adecuados, se elimina el exceso de estrés en las rodillas. Por ello es obligatorio usar pares bien acolchados y bien ajustados, así como certificados. El calzado deportivo de calidad, es una excelente manera de absorber los golpes y proteger las rodillas de las lesiones, asimismo, brinda más respaldo que los zapatos que se usan regularmente. A ello se debe la importancia de invertir en excelentes ejemplares deportivos para garantizar el cuidado de las articulaciones.
  6. Tomar descansos adecuadamente. Hacer ejercicio y mantener la rutina es importante, pero también lo es descansar las rodillas pues ayuda a los músculos a relajarse y ganar fuerza. Los movimientos atléticos rigurosos ejercen mucha tensión sobre las rodillas que incluso pueden causar dolor al caminar, por lo que se recomienda el descanso después de estos. Para hacerlo adecuadamente, se deben elevar los pies de modo que se reduzca la inflamación, y se controle el dolor o la hinchazón. Además de un descanso adecuado a intervalos regulares, una buena noche de sueño es también esencial para el cuidado de las rodillas.
  7. Aplicación de hielo o comprensión. Las actividades deportivas y los ejercicios causan tensión en la articulación de la rodilla. Aplicar compresas de hielo sobre el área estirada, o alrededor de la rodilla puede ayudar a proteger la articulación y sus estructuras circundantes. Asimismo, ayuda a controlar la inflamación y prevenir lesiones, hinchazón o dolores causados después de las sesiones de práctica. Otra forma efectiva es usar una venda compresiva no adhesiva alrededor de las rodillas. Los aparatos ortopédicos y los vendajes de compresión pueden soportar la articulación y evitar lesiones, asimismo, permite una alineación adecuada y apropiada con la pierna. Cabe agregar que la compresión no debe forzarse demasiado ni usarse cuando se duerme.
  8. Perder peso. Los atletas tienden a aumentar de peso cuando dejan los deportes, pero cuando regresan intentan perder lo ganado. El peso extra ejerce una presión adicional, causando tensión en las articulaciones, especialmente en la rodilla. Incluso un ligero aumento de peso puede ejercer mucha presión, por lo que perder algunos kilos puede marcar la diferencia. Cuando la grasa se acumula alrededor del área de la rodilla, le quita flexibilidad, por lo tanto, se debe seguir una dieta saludable y mantener o perder peso para proteger las articulaciones.
  9. No ignorar el dolor. Muchas personas prestan poca o ninguna atención al dolor de rodilla, especialmente cuando lo experimentan por vez primera. Si el dolor no se diagnostica tempranamente y continua, puede volverse severo mientras se practican deportes. Si experimentan este dolor, es importante buscar la opinión de un especialista en rodillas. Cabe mencionar, que los atletas son más propensos a las lesiones, así como a la osteoartritis si ignoran el dolor en las rodillas, por lo que deben procurarse atenciones constantes.

Esperamos que lo dicho sea de utilidad para aquellos que llevan una vida atlética. No olviden contactar a HYRS si necesitan el respaldo de una especialista en rodillas con años de experiencia. ¡Gracias por su visita!