¿Las mujeres son más propensas a sufrir osteoartritis? - HYRS

HYRS

¿Las mujeres son más propensas a sufrir osteoartritis?

 

Diferentes estudios han demostrado que las mujeres son más propensas a sufrir osteoartritis, en especial si se encuentran entre los 50 o 60 años; así mismo, algunas de las articulaciones más afectadas son las rodillas y la cadera, siendo necesario que la persona inicie un tratamiento para la osteoartritis. No obstante, se aclara que los hombres también tienen el riesgo de padecer la condición, simplemente que en el género femenino se demuestra una estadística más alta de casos.

 

Sabemos que muchas personas se preguntan la razón del porqué se evidencian más casos de mujeres con osteoartritis, por ese motivo explicaremos algunas de las características que influyen en estos porcentajes. Aunque, nuevamente se aclara que no es una enfermedad única del sexo femenino, por lo tanto se requiere de cuidados, medidas de prevención y tratamientos oportunos para controlar síntomas y nivel de deterioro en ambos géneros.

 

Sistema musculoesquelético

 

Es evidente que existen notables diferencias anatómicas entre las mujeres y hombres, lo que conlleva a que el sistema musculoesquelético se adapte a los rasgos específicos de cada género. Por ejemplo, varios estudios han demostrado que el sexo masculino cuenta con un porcentaje más alto de cartílago en las rodillas, lo que evita que se rocen los huesos durante los movimientos e impide que se presenten alteraciones relacionadas.

 

Así que, una de las posibles causas de que las mujeres presentan más casos de osteoartritis es porque sus articulaciones no toleran un rango amplio de movimientos y tampoco están diseñadas para soportar bastante peso. Sin embargo, esto también puede variar según la altura o contextura corporal de la persona, por lo que no son datos completamente certeros y verificados.

 

Por otro lado, las mujeres cuentan con un sistema inmunológico más fuerte y con capacidad de combatir diferentes virus, bacterias o infecciones; pero, también está el riesgo de que se descontrole fácilmente y deje expuesto el organismo del individuo. Algunos especialistas han relacionado estos inconvenientes con el número de casos de personas con osteoartritis, pero se requiere de otros estudios que confirmen el vínculo entre estos dos factores.

 

Antecedentes familiares

 

Otro factor de riesgo que se vincula con esta patología son los antecedentes familiares, lo que quiere decir que si la madre, abuela, bisabuela o demás antecesores padecieron la enfermedad, es más probable que el individuo también sufra estas problemáticas. Así que, es importante estar al tanto de síntomas de malestar y acudir regularmente con los ortopedistas en Mérida para llevar a cabo los exámenes requeridos.

 

Son aspectos que también deben tener en cuenta los hombres, porque tienen el mismo riesgo de padecer la condición bajo estas circunstancias. Así que, en cualquiera de los casos, se recomienda verificar los antecedentes familiares y estar al tanto de la sintomatología, en especial si mantiene una vida demasiado activa, o por el contrario, se considera como una persona sedentaria.

 

Factores hormonales

 

A lo largo de su vida, las mujeres experimentan más cambios hormonales que los hombres, lo que altera su función articular y se relaciona con un nivel más alto de lesiones, que a su vez involucra un riesgo de padecer artritis. Por eso, se evidencian varios casos de osteoartritis en el género femenino, especialmente en edades tempranas o después de los 50 años.

 

Una de las primeras etapas en donde la mujer experimenta alteraciones hormonales es la pubertad, específicamente al momento de menstruar por primera vez; por otro lado, está el embarazo y la menopausia, lo que también genera distintos cambios articulares, incluyendo dolor, desgaste de los huesos y cartílagos, junto con malestar en general. Si evidencia síntomas relacionados, es importante que acuda con los ortopedistas en Mérida Yucatán.

 

Vida sedentaria, colesterol alto o actividad física

 

Aunque no son características específicas del género femenino, es evidente que la vida sedentaria, el colesterol alto o la actividad física en exceso también son factores de riesgo. Recordemos que, la obesidad o sobrepeso provoca que las articulaciones generen sobreesfuerzo, debido a que se ven obligadas a soportar más peso del que deberían.

 

Por otra parte, los deportistas que llevan a cabo actividades extremas o repetitivas, con un porcentaje elevado de lesiones, también tienen riesgo de sufrir osteoartritis. Ahora bien, es importante que reciban un tratamiento para la osteoartritis que permita controlar los síntomas de malestar y evitar que la condición siga empeorando con el tiempo.

 

Lo que se busca al dar a conocer que las mujeres son más propensas a sufrir la condición, es que se tomen medidas de prevención y cuidado, de manera que se evite el padecimiento. Por ello, es aconsejable que coma saludablemente, controle su peso, realice actividad física con precaución y mejore su estilo de vida en general.

 

Si desea obtener información sobre el tratamiento para la osteoartritis o quiere saber más acerca de esta enfermedad, lo invitamos a que contacte con nosotros por medio del correo electrónico contacto@solucionesortopedia.com o a través del número telefónico (999) 225 6025, en donde resolveremos sus dudas y le agendaremos una consulta con nuestros profesionales en el área.