Qué lesiones suceden al correr - HYRS

HYRS

Qué lesiones suceden al correr

Correr es uno de los mejores ejercicios que pueden hacerse, ya sea que se haga de manera profesional o no. Sin embargo, esta actividad que trae consigo muchos beneficios para la salud física, también tiene el riesgo de provocar algunas lesiones. Cuando esto sucede es necesario que se vaya con ortopedistas en Mérida, como la Dra. Pérez Acal, para que sea atendido.

La mayoría de las lesiones que suceden al correr tienen un origen de estrés por repetición, al mismo tiempo, es posible que sucedan lesiones de manera repentina como los desgarros musculares, esguinces o fracturas.

Para atender cualquier tipo de lesión está la Dra. Silvia Carolina Pérez Acal, tiene las habilidades el conocimiento y experiencia para dar el tratamiento necesario para hacer que sus pacientes regresen a una vida activa sin dolor.

Cuenta con una especialidad de traumatología y Ortopedia, así como la de Cirugía Articular de Hombro y Rodilla y Artroscopia.

Cuáles son las lesiones más comunes al correr

El impacto repetitivo que sucede cuando el pie golpea en el suelo puede llegar a afectar a músculos, articulaciones y tejido conectivo. Las lesiones por correr pueden suceder en rodillas, parte superior de la pierna, pie, tobillos, espalda baja y caderas. Cuando tenga dolor en cualquiera de estas áreas debe ir con ortopedistas en Mérida, Yucatán para que valore su situación y le dé un tratamiento.

Rodilla de corredor

Este malestar ocurre en la parte delantera de la rodilla o en los alrededores de la rótula. Se presenta por un uso en exceso ya sea por correr o saltar. Cuando la persona tiene unas caderas y músculos débiles entonces es posible que aparezca esta enfermedad.

El dolor puede ser de leve a intenso, aparecer en una o ambas rodillas. Para dar el diagnóstico se hace un examen físico y en ocasiones radiografía, de esta manera podrá tener más certeza de no padecer otras afecciones, ya que los síntomas pueden ser similares a otros daños de la zona.

Tendinitis de Aquiles

Es la inflamación del tendón que funciona como conexión entre el músculo de la pantorrilla y el talón. Por lo general se presenta cuando se ha hecho una carrera de mucha intensidad o se ha aumentado la distancia a recorrer. Es importante tratarla ya que si no se le da atención rápida el tendón corre el riesgo de romperse. Esta afectación suele necesitar intervención quirúrgica cuando se trata de un desgarro del tendón.

Los signos de la tendinitis son un dolor frecuente en la parte inferior de la pierna, inflamación en el tendón de Aquiles, un rango de movimiento con limitaciones al momento de flexionar el pie en dirección de la espinilla.

Síndrome de la banda de iliotibial

Se trata de una zona larga de tejido conectivo que va desde la parte externa de la cadera hasta la rodilla. Su función es dar estabilidad a la rodilla cuando la persona corre o camina. Se origina debido a la constante fricción y repetición que suceden contra los huesos. Cuando la persona no cuenta con caderas, músculos de glúteos y abdominales fuertes tienen mayor riesgo.

Cuando sienta un dolor agudo en la parte externa de la pierna es momento de ir a ver a un experto en traumatología en Mérida para que le dé seguimiento. Hay que tomarlo en cuenta ya que el dolor puede ponerse peor al doblar la rodilla.

Férulas en las espinillas

Esto sucede en la parte delantera o interna de la parte inferior de las piernas, a lo largo de la espinilla, es aquí donde se siente el dolor. Este malestar puede originarse cuando la cantidad de distancia recorrida aumenta de manera rápida, sobre todo cuando son en suelo duro. Aunque los malestares como calambres que suelen aparecer con esta afectación no es intenso ni grave, si no se les da seguimiento con ortopedistas en Mérida puede transformarse en fracturas por estrés.

Esta condición suele mejorar con el descanso o la reducción de la frecuencia de lo que se corre, también minimizando la distancia.

Lesiones de los isquiotibiales

Ocurre la lesión cuando esta zona del cuerpo se mantiene tensa, débil o cansada. Esta afectación suele suceder en los corredores de fondo y van apareciendo poco a poco, de inicio por desgarros pequeños y repetitivos en las fibras y el tejido conectivo del músculo isquiotibial.

Los síntomas son un dolor frecuente en la parte posterior de la pierna, en la zona superior. También existe dolor en el músculo de la corva y debilidad y rigidez en el tendón misma zona.

Fascitis plantar

El pie es el que se ve afectado y es una de las lesiones más comunes en esta zona. Se da debido a una irritación o degeneración de la capa gruesa de tejido, es decir, la fascia, la cual se localiza en la planta del pie. Cuando tiene rigidez muscular o la debilidad de las pantorrillas puede ser un factor de riesgo, también si aumenta la cantidad de distancia y velocidad de la carrera de forma espontánea y rápida puede suceder esta lesión.

Se presentará por los signos de dolor por debajo del talón o en la parte media del pie, sensación de ardor en la planta del pie, el malestar tiende a empeorar y se presenta cuando ha existido alguna actividad larga.

Fracturas por estrés

Esta se da en el hueso a causa de un impacto o estrés de manera repentina. Suelen ocurrir en la parte superior del pie o en el talón o la parte inferior de la pierna. Si tiene alguna sospecha que tiene una fractura debe ir con ortopedistas en Mérida lo más rápido posible para que le hagan los estudios necesarios, exámenes y pruebas a fin de hacer un diagnóstico y tratamiento.

Vaya en los primeros síntomas con la Dra. Silvia Carolina Pérez Acal no espere a no soportar el dolor o no poder moverse. Sus pacientes comienzan a practicar algún tipo de deporte y mejorar su movilidad en poco tiempo, al encontrar solución a su afectación ortopédica. Para más información de sus servicios, tratamientos o agendar cita o llame al teléfono (999) 225 6025, también puede escribir a hombroyrodillasureste@gmail.com.